Ciudad Prohibida - Parte 2

No nos encotraron no los cuchillos ni las granadas, así seguimos hacia el interior de la CP. La cantidad de gente, pese a ser los últimos días del feriado de verano, era impresionante, para variar.

Tratando de ahorrarnos unos Yuanes me puse a leer el aviso de la ventanilla a ver si por gringos (o cualquier otra razón) nos daban descuento. Resultó ser que Chalo ya tenía los 50 encima, por lo que medio satisfecho, pero a la vez algo depre, pago solamente medio boleto. Hay que siempre tratar de ver las cosas del buen lado :)

La CP nos es lo que solía ser. Anteriormente se podía ver una mayor cantidad de los interiores de los edificios, y no hacia falta maltratarse ni maltratar a nadie para tomar una foto decente. Hoy en día una gran parte de los edificios solo pueden ser admirados desde fuera, las estellas entre escaleras, tan famosas por haber aparecido en películas como "El último emperador" están ya desgastadas por el ex-constante pisoteo del turista inculto. Los leones de piedra a las entradas son siempre el "trademark" de este tipo de edificaciones, el macho con la madeja bajo la pata y la hembra con el cachorro bajo la suya.

La hembra

La hembra

El macho

El macho

Quieres ver mas sobre estos animalitos?

https://en.wikipedia.org/wiki/Chinese_guardian_lions

Todo en China cambia a una velocidad vertiginosa - el tipo de turistas que llegan a estos sitios, antes especialmente visitados por gente de un nivel cultural pasable y extranjeros, es ahora de menor categoría en lo referente a su educación. Nada malo en tener mejores ingresos que antes, es solo que el aculturamiento permite ver las cosas de una perspectiva mas inteligente. Vemos templos, no edificios, vemos arte, no leones, vemos el resultado del ingenio humano, no simplemente un canchon por donde pasearse y relajarse, vemos lo que nos ha dejado el nuevo país y la revolución cultural, no un avejentado "Palacio antiguo" que toda la vida fue así.

De la gran diversidad de turistas siempre me han llamado la atención los monjes. Tiendo a idealizarlos hasta el momento de verlos cargando camaras digitales y contestando llamadas por celular - simplemente se trata de una imagen que no me cuadra.

El paso del tiempo permite la inserción de la tecnología en todos los ámbitos del diario vivir. La CP no fue la excepción. Largas colas de turistas son la norma en frente de la ventanilla de aparatos guía, los cuales supuestamente realizan comentarios en el lenguage seleccionado cada vez que X parte de la CP en el mapa se encuantra cerca. El aparato no daba pie con bola y la mayoría de veces nisiquiera se inmutaba co el pasar de los edificios. Acabe pidiendo mi plata de vuelta en una oficina oscura atendida por un grupito de gangters interconectados. 

Cada vez le encuentro menos el atractivo a estos sitios de la Unesco :(